miércoles, 18 de marzo de 2015

¿Cómo nos puede afectar el concierto del colegio privado a los vecinos de Cuarte?


 En el AMPA Río Huerva, hemos calculado que un instituto de 4 vías tiene unos 600 alumnos (4 vías de ESO + 2 de Bachillerato), pero cuando la riada llegue a Cuarte, de nuestros colegios llegarán a salir 7 vías + quizá otra de familias que decidan dejar de llevar a sus hijos a Zaragoza. ¡Eso serían 8 vías, solo en Cuarte!

Ante esta perspectiva, nuestra querida Consejera Dolores Serrat nos ofrece 1 instituto para toda la ribera del Huerva (Cuarte, Cadrete, María, Botorrita, Jaulín, Mezalocha y Muel). Y nosotros EXIGIMOS 2, uno en Cuarte y otro en María. Para empezar.

Si se construye el colegio privado y se concierta, la presente Administración nunca construirá un instituto en Cuarte, de forma que los vecinos de nuestro municipio podremos elegir entre llevar a nuestros hijos a un colegio concertado en Cuarte o a un instituto público en Zaragoza o, quizá, en María de Huerva.

Lo mismo ocurre con el tercer colegio. Después de las rastreras maniobras de la Consejería para retrasar la construcción del colegio público y para allanar, más allá de lo imaginable, el camino al concertado, no nos sorprendería nada que, una vez abierto el colegio concertado, la Consejería decidiera integrar definitivamente a los alumnos del colegio Cuarte III en el Foro Romano y se olvidara de la construcción del tercer colegio público en nuestro municipio, ya que la demanda quedaría, desde su punto de vista, absorbida por el colegio concertado, “sostenido con fondos públicos”. Al fin y al cabo, cuanto más masificados estén los colegios públicos de Cuarte, mejor para la señora Serrat, porque más familias decidirán huir al concertado.

Ante esta perspectiva, desde el AMPA Río Huerva estamos haciendo todo lo posible por transmitir nuestra postura ante el concierto de un colegio inexistente a todas las entidades interesadas (medios de comunicación, FAPAR, partidos políticos, sindicatos, otras ampas…), y os invitamos a participar en la campaña de recogida de firmas por la construcción inmediata del tercer colegio en Cuarte de Huerva y de dos institutos en la ribera del Huerva: uno en Cuarte y otro en María.


Y el 24 de mayo, que cada uno actúe en conciencia
                                                 

                                            NUESTRA DECLARACIÓN

El AMPA Río Huerva del CPEIP Foro Romano de Cuarte de Huerva denuncia sin paliativos la autorización provisional por la Consejería de Educación del concierto educativo al colegio privado que pretende construir en nuestro municipio la empresa Alfedel, presuntamente implicada en delitos muy graves.

Según la información publicada recientemente por el diario ABC, la empresa Alfedel, propiedad de Alfonso Ferrón del Río, actualmente imputado, se ha dedicado durante años a comprar suelo municipal por importes muy inferiores al precio de mercado, para construir colegios privados cuyo concierto ya tenía apalabrado con las autoridades educativas. Por todo ello, pagaba una comisión de unos 900.000 euros por cada uno de sus centros educativos, que luego vendía a cooperativas de profesores. Una de estas cooperativas, la del colegio ubicado en el polígono de Santa Ana, en Cartagena, Murcia, decidió expulsar a Alfedel, al ver «algo oscuro» en su socio, según informa La opinión de Murcia.

Sin embargo, se pretende que, como en Cuarte de Huerva el suelo adquirido era de titularidad privada, nos olvidemos de la trayectoria presuntamente delictiva del citado Alfonso Ferrón del Río y demos nuestro visto bueno a la acelerada aprobación por el Ayuntamiento del estudio de detalle para la reparcelación del suelo adquirido (con permuta de una calle de suelo municipal incluida) con el fin de que el centro llegara a tiempo de gestionar el concierto con la Consejería de Educación y de abrir las puertas en septiembre del presente año. «Si están salpicados por la Operación Púnica lo tendrá que decidir un juez» -declaró el alcalde del PAR Jesús Pérez recientemente a Heraldo de Aragón.

Desde el AMPA Río Huerva defendemos la presunción de inocencia, pero también entendemos que es de sentido común que la Administración pública, en cualquiera de sus instancias, se abstenga de hacer ningún tipo de operaciones con empresas cuya honestidad esté en entredicho y, sobre todo, de darles un trato de favor, como está haciendo de la forma más descarada la Consejería de Educación.

Según recientes declaraciones de la Consejera, el concierto solicitado se ha aprobado basándose solo en «datos objetivos». Pues bien, para nosotros datos objetivos son que el colegio Foro Romano no debería albergar a más de 675 alumnos y en él cursan estudios 915; que la Consejería se gasta unos 150.000 euros al año por los doce barracones que ocupan nuestro patio de recreo; que, a diferencia del colegio privado, el colegio Cuarte III no abrirá sus puertas en septiembre de este año porque la Consejería ha retrasado los trámites de forma deliberada (la coalición gobernante intentó en su día justificar el retraso, pero tanto la oposición parlamentaria como el alcalde de Cuarte rechazaron de plano dicha justificación); otro dato objetivo es que, en 2015, tres aulas de los dos colegios públicos de Cuarte de Huerva pasarán a la ESO y que, en 2017, esas tres aulas se habrán convertido en seis, pero en Cuarte de Huerva seguimos sin tener instituto público.

También es un dato objetivo que la Consejería de Educación ha aprobado el concierto educativo del colegio que Alfedel (cuya cuidada página web curiosamente ha desaparecido del mapa en los últimos días) pretende construir en Cuarte de Huerva sin tener ninguna garantía de que dichas instalaciones vayan a existir en septiembre ni de que la cooperativa que lo va a gestionar sea solvente y funcione, ya que, en la actualidad, ni siquiera cuenta con todo el personal necesario y, de hecho, ha convocado hoy una reunión de los cooperativistas para «informar sobre el proyecto y la forma de trabajar de la cooperativa», según informa Heraldo de Aragón. Eso significa que el mes que viene se pretende ofrecer a las familias unas plazas de educación concertada sobre las que la Consejería no podrá dar ninguna garantía.

Otro dato objetivo es que la Sra. Consejera, en un deplorable alarde de privatización de la enseñanza, es capaz de paralizar la tramitación del nuevo colegio público (Cuarte III), ya existente de forma virtual (sus cincuenta primeros alumnos están ubicados provisionalmente en el colegio Foro Romano), para allanar el camino al concierto de un colegio privado construido por una empresa sospechosa de gravísimos delitos y a la que la Administración no debería acercarse ni con guantes.


Otro dato objetivo, en definitiva, es que la Sra. Consejera debe dar marcha atrás inmediatamente y anular la autorización provisional del concierto educativo al colegio privado de la empresa Alfedel porque el dinero que dicho concierto vaya a costar a las arcas de la Comunidad no es de la Sra. Consjera, sino de los aragoneses, y dar dinero público a la empresa de un presunto delincuente a sabiendas de que lo es, a dos meses de las elecciones y después de que la posibilidad de dicho concierto haya generado suficiente alarma social pone seriamente en cuestión la honorabilidad de la Sra. Consejera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario